lunes, 19 de diciembre de 2016

La Caja

Él arrastra por las aceras 
una caja transparente 
que contiene mercancías 
que no se pueden ver.

Está llena y es pesada, 
y él juega a nombrar sus contenidos 
aunque nunca los ha visto 
ni entiende su utilidad.

Los nombres que les pone 
son nasales y ridículos, 
pero si no los bautizara 
no podría soportarlos.

La caja es una carga 
que le encorva la columna, 
la vista se le apaga 
intentando apreciarla.

Él no existe sin su caja, 
nadie podría verle.

La caja no está vacía, 
pero él ha vendido la luz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario