domingo, 8 de enero de 2017

Elisa

Cómo llora en las noches de tormenta, 
cómo la asfixia el recuerdo 
de aquello que nunca fue.

Cómo pintan las lágrimas sus ojos, 
cómo el sueño la quema 
y su ceniza humea.

Cómo rechinan sus dientes de leche, 
cómo resuena la nana 
que surge de sus labios.

Oh, si escucharas cómo llora. 
Oh, si escucharas cómo canta.

Cómo llora en las noches de luna llena, 
cómo se hacen sus lágrimas tormenta.

Cómo se cierra su garganta, 
cómo camina a ciegas.

Oh, si escucharas cómo ríe. 
Oh, si escucharas cómo calla.

Cómo envuelve el pasado sus manos 
vírgenes y blancas.

Cómo calza el vacío sus pies 
secos y viejos.

Oh, por las noches es sirena. 
Oh, por las noches es princesa.

Cómo sufre enredada en sus cabellos, 
cómo anhela la luna 
y los planetas.

Cómo acaricia el arpa, 
cómo sujeta la luz 
entre sus uñas agrietadas.

Oh, si la vieras. 
Oh, si la vieras, 
prisionera de su alma, 
esclava de la inocencia.

Oh, si la oyeras. 
Oh, si la oyeras, 
chiflada y herida, 
harapienta vagabunda.

Oh, cómo inunda su llanto mis sueños, 
cómo enjuga mi rostro su sal.

Oh, cómo me ata y me ahoga, 
cómo me pisa y me quema.

Por favor... déjame dormir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario